Make your own free website on Tripod.com
La Cocina Asiática
Pato a la pekinesa con tortitas estilo mandarín
Home
RECETAS BÁSICAS
Cocina thailandesa
Cocina de Malasia
Cocina japonesa
Cocina China
Cocina Indonesia
Cocina Oriental
Cocina Vietnamita
Cocina Filipina
Cocina de Singapur
Cocina Coreana

Pato a la pekinesa con tortitas estilo mandarín

031aa.jpg

1 pato de 1,700 kg
3 litros de agua hirviendo
1 cucharada de miel
1/2 taza de agua caliente
1 pepino de piel fina
12 cebolletas
2 cucharadas de salsa hoisin

TORTITAS MANDARÍN

2 1/2 tazas de harina común
2 cucharadas de azúcar
1 taza de agua hirviendo
1 cucharada de aceite de sésamo

030a.jpg

Lave el pato, elimine el cuello y todos los restos de grasa que pueda tener en el interior.

Sostenga el pato encima del fregadero y muy cuidadosa y lentamente vierta encima el agua hirviendo, girándolo para que el agua escalde toda la piel
Tenga preparada más agua hirviendo por si la necesita.

Ponga el pato en una rejilla colacada sobre una bandeja de horno.
Mezcle la miel con el agua caliente y extiéndala con un pincel sobre el pato.
Dñeke dos manos para que quede enteramente recubierto.
Seque el pato colgándolo en un lugar aireado como a un metro de distancia.
La piel debe quedar bien seca, como apergaminada al tacto.

Elimine las semillas del pepino y córtelo en bastoncitos.
Corte las cebolletas en trozos de unos 8 cm y hágales finos cortes paralelos desde el centro hasta la punta.
Póngalos en agua fría y las cebolletas se abrirán en forma de pinceles.

031a.jpg

Precaliente el horno a 210ºC.
Ase el pato sobre la rejilla de la bandeja de horno durante 30 minutos.
Déle la vuelta con cuidado, sin desgarrar la piel, y áselo otros 30 minutos más.
Sáquelo del horno y déjelo reposar uno o dos minutos.
Dispóngalo sobre una fuente caliente.

TORTITAS MANDARÍN

Ponga la harina y el azúcar en un cuenco mediano y vierta encima el agua hirviendo.
Remueva bien la mezcla y déjela entibiar.
Amásela sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que no queden grumos.
Deje reposar 30 minutos.

Haga bolas con dos cucharadas rasas de masa cada una; páseles el rodillo hasta hacer redondeles de 8 cm de diámetro.
Pinte ligeramente con aceite de sésamo un redondel y ponga otro encima.
Vuelva a pasar el rodillos hasta conseguir una tortita de unos 15 cm de diametro.
Repita la operación con la pasta y el aceite restantes para hacer unas 10 tortitas dobles.
Caliente una sartén y vaya dorando las tortitas una a una.
Cuando aparezcan pequeñas burbujas sobre su superficie, déles la vuelta y dórelas por el otro lado, apretando la superficie con una servilleta limpia.
Las tortitas se hincharán cuando estén hechas.

Póngalas en una fuente y cuando se entibie, sepárelas en dos.
Colóquelas amontonadas sobre un plato y tápelas para impedir que se resequen.

PARA SERVIR

disponga en una fuente los bastoncitos de pepino y los pinceles de cebolleta.
Vierta la salsa hoisin en un platito.
Ponga en fuentes separadas las tortitas y el pato cortado en tajadas finas.
Cada comensal se servirá él mismo un tortita con un poco de salsa por encima, y añadirá unos trozos de pepino, un pincel de cebolleta y, finalmente, un trozo de piel crujiente de pato.
Se pliega la tortita para que sea fácil de comer.
Repita con las tortitas y la carne de pato cuando se haya acabado la piel.

Los invitamos a visitar nuestra página principal.
Encontrará recetas especiales, explicadas paso a paso, con fotos.

http://lacocinadeile.tripod.com